Exteriores

La foto de exteriores requiere de una buena planificación. Mandan los volúmenes y cómo incide la luz sobre los mismos. Hay que visualizar primero el edificio y buscar el punto de vista perfecto para poder

calcular en qué momento del día la luz estaría favoreciendo mejor la calidad del trabajo del arquitecto. Muchas veces no es suficiente y hay que esperar para tener aquella nube perfecta o ese pájaro volando para equilibrar la composición. El reto de las fotos de noche es tener todavía algo de luz que dibuje el cielo y evitar que la intensidad de las luces de alumbramiento roben el protagonismo a la escena.

Scroll Up